La guia de Villa Pueyrredón

Domingo 24 Septiembre 2017

Martes, 10 Febrero 2009 07:55

Adolescencia Problemática Destacado

Escrito por  Lic. Pablo Nachtigall
Valora este artículo
(0 votos)

adolescencia problematica
Desde hace años viene configurándose en la Argentina un cuadro preocupante en diversos ámbitos: los adolescentes presentan cada vez mayores dificultades de escuchar, tolerar los  límites de sus maestros y tener vínculos afectivos gratificantes con sus padres.

Porqué en Argentina crece cada vez más
Desde hace años viene configurándose en la Argentina un cuadro preocupante en diversos ámbitos: los adolescentes presentan cada vez mayores dificultades de escuchar, tolerar los  límites de sus maestros y tener vínculos afectivos gratificantes con sus padres.

adolescencia problematicaDesde hace años viene configurándose en la Argentina un cuadro preocupante en diversos ámbitos: los adolescentes presentan cada vez mayores dificultades de escuchar, tolerar los  límites de sus maestros y tener vínculos afectivos gratificantes con sus padres.
Esto se observa en su rendimiento académico donde suelen  presentar problemas de atención, concentración, escaso interés en aprender y leer, en su propensión a salidas nocturnas donde están expuestos a factores de riesgos (alcohol, drogas).  Este fenómeno es de carácter horizontal. Es decir no importa la clase social o nivel del colegio. Clase baja, media o alta, cada vez es mayor el porcentaje de adolescentes que presentan estas dificultades.

Los adultos aseguran sentirse superados por los problemas de conducta, la ausencia de límites y los cuestionamientos constantes. Los chicos se quejan de la falta de atención y el poco diálogo. Según los especialistas, estos conflictos, que afectan a los sectores medios, se profundizaron en los últimos diez años.

¿Que variables confluyen en la aparición de este cuadro perjudicial?
Más allá de las quejas  de padres y declaraciones de diversos especialistas e instituciones, lo cierto es que existe un conjunto de  diversas variables  sociales, familiares y psicológicas que confluyen en la aparición de estas dificultades en los adolescentes. A continuación veamos algunas de estas causas:

a) Argentina, un “país adolescente”: Los argentinos tenemos muchas características propias del adolescente. Solemos ser transgresores, irrespetuosos e impacientes con el acatamiento de  la ley. Asimismo somos  faltos de conciencia respecto del cuidar nuestros espacios públicos. Es sólo observar  el estado integral de Buenos Aires: deposiciones de perros sin limpiar, personas arrojando papeles a  la calle indiscriminadamente, personas de la tercera edad cruzando las calles en forma imprudente cuando el semáforo está en rojo. Y lo más preocupante, el grueso de la ciudadanía permaneciendo en una actitud pasiva e impávida sin actuar en forma adulta y correctora ante estos hechos. Frente a un país con un alto porcentaje de ciudadanos en esa actitud y autoridades políticas ausentes... ¿Podemos reclamar a  un adolescente que actué de la manera que el mismo adulto no lo hace diariamente?

b) Valores en decadencia: Lamentablemente los programas de mayor rating en la TV contienen mensajes  explícitos   donde la belleza, histrionismo y la mediocridad  son valores populares y recomendables. Es mas deseable en el imaginario colectivo social el fumar, consumir cerveza , aparecer en TV  o poseer  una “cola linda” que estudiar, leer, profundizar y crecer como persona. Frente a esa clase de publicidad masiva, y una falta de filtros reales, los adolescentes son un público sumamente sensible y manipulable.  Es natural que constituyan un público cautivo de esta manipulación mediática de la cual todos somos permeables. El resultado se traduce en un mayor desinterés por lo cultural y una necesidad de consumir todo aquello que aparece en las publicidades.

c) Padres “adolescentes” ausentes: Muchos padres se encuentran inmersos en la “carrera del burro”, es decir, están corriendo constantemente en pos de la zanahoria de la plata, confort externo y otras cosas , olvidándose de lo mas esencial que es el vinculo afectivo con sus hijos. Dicho vínculo requiere de un riego constante de afecto, conversación, de importarse con el otro, escuchar a quien tenemos enfrente. El primer trabajo es el de ser padre. Y el estar presente requiere una voluntad que muchas veces no está en el progenitor debido a su nivel de stress y fundamentalmente su falta de preparación psicológica para llevar a cabo su tarea de padre de un adolescente. Esta falta de competencias emocionales – mentales, que son indispensables en esta etapa, genera un vínculo ausente, distante o conflictivo  a nivel emocional con los hijos adolescentes. Las repercusiones están a la vista: adolescentes problemáticos, con adicciones, con severos problemas académicos, desinteresados, apáticos y con una creciente dificultad de aceptar los límites.

d) Confusión del significado del concepto de autoridad: A causa de nuestro pasado militar  hemos tenido una gran confusión entre lo que es autoridad y autoritarismo. Muchas veces confundimos el primer término con el segundo. Por lo que cualquier normativa dicha con firmeza, suele ser vista como un “gesto autoritario”. Y muchos padres llevan esta confusión dentro de si mismos cuando tienen que colocar límites a sus hijos. Al no tener claridad en esto, suelen sentir culpa y no desean asumir la responsabilidad de poner límites a su hijo adolescente. Por lo que se vuelven muy permisivos, o rígidos, lo cual es el otro polo disfuncional. La falta de límites claros a un adolescente  es una de las principales causas de problemas tales como la droga, violencia y falta de interés académicos.

e) Falta de un proyecto con metas: Muchos adolescentes carecen de un programa de actividades  que les de placer, salud, crecimiento personal y sobretodo una estructuración adecuada de  su tiempo. Al no tener una rutina de  hábitos saludables, disponen de mucho tiempo para no hacer nada, lo cual puede llevarlos a la pereza, la adicción a la TV y otras cosas perjudiciales para su vida. Es tarea de los padres estimular y orientar este proyecto, el cual falta debido a que el propio padre carece de una rutina saludable y estimulante en su vida.

En el próximo numero, trataremos sobre las sugerencias para afrontar este fenómeno creciente.


Lic.Pablo Nachtigall - Psicólogo clínico
PARA CONSULTAS PSICOLOGICAS, PUEDE LLAMAR AL 4831- 6585
http://psicoholistica.tripod.com/psicologiaholistica/


 

Más en esta categoría: « Para empezar a encontrar-se