La guia de Villa Pueyrredón

Viernes 24 Noviembre 2017

Lunes, 12 Mayo 2008 13:46

De Villa Pueyrredón al mundo: Roxana y Fabián, y su Tango de Oro. Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)

Roxana Callegari y Fabián Belmonte
Lo que el Tango le dio a Roxana y Fabián no podría ser menos a lo que ellos le dieron al Tango: el trabajo y la pasión que en el abrazo y en la danza traducen la identidad de la sangre porteña, nacida y madurada en nuestra querida Villa Pueyrredón, indudable cuna de grandes artistas que brillan con luz propia.

TangoInseparables al compás del bandoneón, estos zorzales del 2 x 4 cuentan ya con una gran trayectoria sacándole el lustre a los escenarios que el mundo pone a sus pies. Lo que el Tango le dio a Roxana y Fabián no podría ser menos a lo que ellos le dieron al Tango: el trabajo y la pasión que en el abrazo y en la danza traducen la identidad de la sangre porteña, nacida y madurada en nuestra querida Villa Pueyrredón, indudable cuna de grandes artistas que brillan con luz propia.

Cuando Fabián Belmonte, de tan sólo 13 años, vio bailar a Roxana Callegari en el Club Pro Fomento de Villa Pueyrredón (ubicado en Bazurco al 2900), el flechazo que los uniría poco tiempo después fue tan enérgico y preciso como lo son sus pasos sobre el escenario.

Ella, dos años menor que él, comenzó bailando folcklore a los 8 años en un grupo que lideraba su padre Oscar “Pichi” Callegari, gran maestro de danza y también reconocido entrenador de boxeo habiendo trabajado como tal en el Luna Park. Pero Roxana no tardó mucho en dejarse seducir por el Tango y tanto su padre como su mamá Lydia, guiaron esos primero pasos arrabaleros.

Mientras tanto, Fabián ya traía en la sangre la música que interpretaba con su bandoneón, de la mano de sus grandes profesores Carlos Lázzari (quien fue director de la orquesta “Los Solistas de D`Arienzo”), y en el canto con Feruccio Marzán –también primer violinista de la Orquesta Estable del programa “Grandes Valores del Tango”.

Él representa el talento heredado de su padre Julio Belmonte, gran bandoneonista, y de su madre Catalina que con su hermosa voz nubilaba a Fabián. 

Roxana y FabiánUn salto De Villa Pueyrredón al mundo:

-Se encuentran viviendo fundamentalmente en Canadá. ¿Qué los hizo asentarse en un país tan lejos y tan diferente a su Villa Pueyrredón natal?

-Fabián: El Tango nos llevó a quedarnos en el norte. Desgraciadamente tuvimos que salir y buscar trabajo en otros lugares. Me hubiera gustado pasar más tiempo de mi vida aquí. Teníamos oportunidades, pero de ahí a vivir de lo nuestro, era muy difícil. De todos modos, nosotros estamos y seguiremos estando radicamos en Villa Pueyrredón, nunca perdimos las raíces. Es más, volvemos continuamente hasta casi 4 veces por año por asuntos de trabajo. Una oportunidad de regreso fue la presentación de “Una Cita con el Tango” que se realizó en el Luna Park el pasado viernes 9 de Mayo.

-¿A qué le deben el auge del tango en todo el mundo? Sobretodo en países en los que se presentaron que poco tienen en común con la sangre latina como Canadá, Estados Unidos, Japón, Holanda, y otros países europeos.
 
-Roxana:
Porque descubren una cultura que no la tienen arraigada. Como lo es el calor, el abrazo del baile, la comunicación entre la pareja. Es maravilloso, pero en el Tango está representado nuestra idiosincrasia y gracias a esto los extranjeros descubren algo nuevo en esta forma de bailar y de ser.
-F: Y lo que es a nivel popular, tuvo un auge sobretodo en estos últimos años gracias al esfuerzo de muchos bailarines argentinos que, como nosotros y tantos otros, salieron por el mundo a enseñarlo y difundirlo dando todo de sí.

Nace una historia. Esa primera mirada:

Desde que Fabián vio bailar a Roxana, el destino selló su camino. Pronto empezaron a bailar juntos y así comenzaron las giras. Y entre el baile y escenario nació un sentimiento mutuo que los llevó al altar a la Se conocen desde chicostemprana edad de 17 y 19 años, respectivamente.

-Al parecer entre ustedes era una unión destinada a ser como tal…
-F:
Nosotros no sabíamos pero nuestras familias se conocen desde nuestros abuelos. El abuelo de Roxana era Manolo Fernández, coleccionista y fanático de Carlos Gardel. Y nuestros padres cuando eran chicos, se juntaban en la esquina de Bazurco y Cuenca donde por una vitrola pasaban los discos que traía el abuelo de Roxana y se divertían así.

-¿Y Cómo fue que se conocieron?
-R: Él era más concurrente de la Parroquia Jesús de la Buena Esperanza, ubicada en José León Cabezón 3300, y el Club Pro Fomento le quedaba de paso. Entonces el día que él pasó y me vio bailar, averiguó mi nombre…
-F: Recuerdo que ese día me fui a casa a mirar televisión junto con mi tío, para ver el programa “Grandes Valores del Tango”. Y, esperando que comience ese programa, lo vemos en la tele al papá de Roxana que estaba sentado en el rincón de boxeo como entrenador. Entonces mi tío comentó: “¡Mirá quién está!. Oscar Callegari”. Reconocí de inmediato el apellido y resultó ser que eran amigos de la infancia.

Por supuesto, Fabián tuvo que ir nuevamente a encontrarla a Roxana y constatar si era cierto que su papá trabajaba en el Luna Park. Luego, empezó a tomar las clases de tango de Oscar Callegari y se formó el grupo “Tango Buenos Aires”, donde eran pareja y comenzaron las giras.

Con casi 20 años de carrera ininterrumpida, estos jóvenes promovedores y amantes del 2 x 4, bailaron con Tango de Oro (como se llaman actualmente) de la mano de grandes artistas como Juan Carlos Copes, Miguel Ángel Zotto; fueron llamados por el reconocido director de ballet Ever Lobato, entre otras grandes figuras de fama nacional e internacional.

Para deleitarse: Roxana y Fabián en QUEJAS DE BANDONEÒN-Sexteto Canyengue{youtube}sP5Ut4aCvJw{/youtube}

Sus éxitos se suman entre ovaciones dentro y fuera del escenario, ya que se destaca en ellos la humildad, aún luego de haber pasado por grandes experiencias de públicos diferentes y escenarios, y la calidez que ambos conservan, bien de barrio y fraternal.

-¿Qué se siente bailar en el escenario del Luna Park y junto con el destacadísimo Juan Carlos Copes?
-R: Sentimos algo muy especial por el Luna Park. Primero que nada por mi papá Oscar Callegari que estaba tan relacionado con el Luna, sé que él lo hubiese disfrutado mucho.
-F: Pienso que de todas maneras él de algún lado nos estuvo mirando. Y además, estar al lado de Copes que es oriundo del barrio, es un orgullo.

 A lo largo de sus carreras, han obtenido también elogiosas críticas en diferentes diarios nacionales e internacionales.  Pero tanto Roxana Callegari como Fabián Belmonte, sueñan con pronto regresar y comenzar una escuela de baile y devolverle al Tango todo lo que hizo por ellos, además de ensañar a valorarlo como patrimonio que enriquece nuestra cultura, y gracias a los artistas que la difunden es tan apreciado en el mundo.

-¿Qué representa Villa Pueyrredón para ustedes?
-F: Bajo otro cielo no podríamos vivir tan felices como lo somos en este tan querido barrio. Sigue siendo nuestra casa y cada vez que volvemos nos sentimos seguros, acá están todos nuestros conocidos, y nuestros queridos vecinos.
-R: Siempre que nos fuimos quedó un pedazo de nuestros corazones aquí y que nos hacen volver continuamente.

¡GRACIAS ROXANA Y FABIÁN POR SU DELEITARNOS CON SU TALENTO!

Roxana y Fabián en el Teatro Carre de Amsterdam. "Mala Junta" {youtube}kEEScpH2MLg&feature=related{/youtube}

 Para más información sobre próximas presentaciones y noticias, visitar: www.tangodeoro.com

Esteticista - Silvina Chappe