La guia de Villa Pueyrredón

Martes 25 Abril 2017

Jueves, 06 Octubre 2011 17:37

Belleza si... pero a cualquier precio? Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Belleza a cualquier precioHasta dónde podemos llegar para lograr el rostro o el cuerpo "ideal"?
No està mal querer tener una buena figura y un buen rostro, el tema es què estamos dispuestas a hacer para lograrlos.

QUÈ ESTAMOS DISPUESTAS A HACER PARA LOGRAR EL ROSTRO Y/O EL  CUERPO “IDEAL”?

No està mal querer tener una buena figura y un buen rostro. El tema es què estamos dispuestas a hacer para lograrlos.

Belleza a cualquier precio“Lo muy bueno es enemigo de lo bueno”, decía mi abuela…. Y querer alcanzar metas ideales, tal vez demasiado alejadas de  nuestra realidad, sòlo nos lleva a tomar caminos equivocados ò a pagar costos demasiado altos, exponiendo a riesgos innecesarios nuestra naturalidad,  nuestra  integridad física y hasta nuestra  propia vida.

NO tenemos porquè ser iguales a las chicas de las revistas ni de la tele…. Los medios muestran figuritas irreales, logradas -muchas veces-  con  grandes sacrificios,  que ponen  en riesgo la salud  y  resultan  imposibles de sostener a  largo plazo, para cualquier mortal.

Hemos leído sobre  mujeres que han fallecido por ser víctimas de la “perfección” estètica. 

Casos como  el de las modelos brasileras   que sufrìan  transtornos  de anorexia  graves,   ò como el de la argentina a la  que le aplicaron metacrilato  para  el modelado de  sus glúteos, de una manera inadecuada (que terminò migrando a los pulmones y causando su muerte) , han sido y son   noticias que lamentablemente  debemos recibir de cuanto noticiero  o revista leamos. 

Y  quièn no ha escuchado  sobre alguna persona  que ha tenido graves problemas por  efectos negativos provocados por la anestesia   ò por  pràcticas estèticas  incorrectas, mala praxis,  etc.?

Ademàs, no todo lo que brilla es oro, y lo sabemos.  Quienes trabajan frente a la pantalla ò salen en las revistas, reciben las beneficiosas    ayuditas  brindadas por  los  iluminadores y editores, que no dudan en echar mano de amigables recursos,   como la conocida  Soft light,   usada estratégicamente para  dar en cámara un rostro màs “fresco”.  Ni què hablar del  tan amigable photoshop, mágica varita tan útil para redibujar y  estilizar la figura, como para  borrar visualmente las  arruguitas, lunares, cicatrices… y hasta el mismísimo ombligo!   , pero del que tantas veces también se abusa, llegando a dejar a la persona prácticamente irreconocible, hasta para sus propios  hijos!!!!!. 

Si para estar “PERFECTAS”,  nos sometemos a extenuantes horas de ejercicios (que levantan la cola y hacen caer la carita, por el agotamiento….), a dietas estrictas, a peligrosas ingestas de pastillas para adelgazar, laxantes y  diuréticos,   a  dolorosas aplicaciones de exagerados rellenos  de toxinas y colágeno ( no siempre bien indicadas),  y a  pràcticas  quirúrgicas   innecesarias y riesgosas,  estamos en problemas…  Lo bueno sería, primero, mirarnos a nosotras mismas, valorarnos  y no compararnos con las chicas de los medios gráficos ni televisivos.

Està bien querer mejorar nuestro aspecto, si asì lo deseamos, pero en mi opinión,  no està nada bien, querer “copiar” el cuerpo “de” ò  la cara de otra persona.  Si nos observamos  de una manera positiva (y no desde una actitud crìtica y autodestructiva),  podemos descubrir que también somos hermosas, con nuestra belleza natural,  única e irrepetible ,  que no se parece a ninguna.   Resaltar todos nuestros  puntos fuertes y mejorar de manera tranquila y amena los puntos “menos agradables”,  sería algo màs equilibrado.  Nuestra salud no tiene precio y sì un enorme valor para poder llevar adelante nuestra vida y la de quienes dependen de nosotros….

Podemos salir a caminar para tonificar nuestras piernas,  e inclusive seguir una buena  y agradable rutina en el gym, si nos fuera posible.   Pero siempre sin exagerar y guiada por un mèdico deportòlogo y un buen entrenador, que estèn pendientes  de que los ejercicios sean los adecuados para el estado de salud y destrezas del quien lo practique ( esto puede   prevenir lesiones y demás complicaciones).

Alimentarnos de manera variada y saludable, sin restricciones permanentes, ni tan estrictas,  también es algo positivo, ya que podemos   darnos también nuestros gustos,  mantenernos de buen humor y con mucha energía, lo cual repercute, obviamente en nuestro aspecto ( recuerden que un rico chocolate, saboreado sin culpas,   puede endulzar nuestro humor y  nuestro rostro….)  Tambièn pueden  recurrir a  placenteros tratamientos en un buen gabinete de belleza,  realizados por profesionales,  los cuales permiten  en muchos casos reemplazar y en otros, postergar eficientemente intervenciones  quirúrgicas como la “lipo” ò los “liftings”, tan  invasivas como riesgosas.  Estas    son buenas alternativas para llegar a nuestra mejor figura, a  la versión mejorada de nosotras mismas, cerca de lo real y lejos del inalcanzable ideal.

Si a  todo esto le agregamos algunos kilitos de alegría, grandes momentos de felicidad, muchas sonrisas, mimos por doquier, el hobby que nos gusta, un trabajo que nos permita sentirnos realizadas, el amor de nuestros hijos y una buena pareja a nuestro lado… tenemos el combo perfecto,  y esa felicidad nos hará lucir realmente muy bellas!

Silvina C. Chappe
Cosmetóloga-maquilladora profesional
Matr.39504

Esteticista - Silvina Chappe