La guia de Villa Pueyrredón

Miércoles 18 Octubre 2017

Lunes, 11 Mayo 2009 08:16

Todos podemos lucir una Piel mas Linda y Sana Destacado

Escrito por  Silvina Chappe
Valora este artículo
(0 votos)

Rutina básica para el Cuidado de la Piel

“Qué lástima que no empecé a hacerlo antes!.  La piel me está cambiando totalmente!.  La veo más luminosa, más sana…!!!!”.  Estas son algunas de las frases que escucho de mis consultantes, cuando ven los beneficios de la rutina básica de cuidado de la piel.

 “Qué lástima que no empecé a hacerlo antes!.  La piel me está cambiando totalmente!.  La veo más luminosa, más sana…!!!!”.  Estas son algunas de las frases que escucho de mis consultantes, cuando ven los beneficios de la rutina básica de cuidado de la piel.

Les cuento,  que, por suerte, no importa cuánto hayan tardado en tomar la decisión de incluirla en sus vidas, siempre van a notar cambios positivos, desde el primer momento en que cuiden  su piel.  Comiencen ya mismo y ustedes también podrán lucir una piel más linda y visiblemente más saludable.

El primer paso para tener una piel espléndida, es  la consulta con la Cosmetóloga,

En la consulta , la especialista evaluará el Biotipo (tipo de cutis) y el estado de la piel.  Si se encuentran lesiones, o alteraciones patológicas, no debemos dudar de consultar a un Dermatólogo.

Una vez realizada la primera observación, se llenará la ficha con los antecedentes del consultante, acerca del uso de productos, tratamientos previos y resultados obtenidos, usos y costumbres  sobre su alimentación y actividades cotidianas, medicación (si es que ingiere alguna), estado de salud, alergias,  etc.
A partir de estos datos, la cosmetóloga podrá diseñar el tratamiento personalizado, tanto  a realizar en gabinete, como también la   rutina de cuidados para seguir en el hogar, en base a los productos específicos para  cada caso.

Para cuidar la  piel, es fundamental contar con tratamientos en gabinete, pero más aún,  con  una rutina básica de cuidado en el hogar,  que incluya los siguientes pasos:

1-Limpieza/demaquillaje
2-Tonificación
3-Hidratación
4-Aplicación de fotoprotector


La higiene tiene como objetivo limpiar la superficie de la piel, sacarle las impurezas acumuladas tanto por la noche, como durante el día, y retirar los restos de productos que pudieran quedar.  Una manera sencilla de hacerla, es con gel de limpieza, loción o crema según el tipo de piel que tengamos (grasa, seca, etc.).
Hay productos específicos, como por ejemplo cremas de limpieza para cutis normales y secos, geles de limpieza, emulsiones con vitamina E, cremas de limpieza facial con acción pulidora, lociones para higiene con activos antibacterianos (para pieles que los requieran), etc.

En caso de habernos maquillado, no podemos obviar el paso de demaquillaje:  comenzamos por los ojos (loción demaquillante para ojos), labios y luego el resto del rostro, utilizando discos de algodón, para retirar excedentes.

La loción tónica tiene como función, quitar restos de producto de higiene o de maquillaje, equilibrar, tonificar  (que será sin alcohol, en caso de pieles secas).  La aplicaremos  utilizando una mota de algodón, con suaves golpeteos por todo el rostro.
Hay lociones astringentes, herbáceas con Aloe Vera, tonificantes con colágeno,

Seguimos con la aplicación del  producto hidratante: cremas hidratantes con gel de Aloe Vera y Vit E, cremas hidratantes  con lecitina de soja, complejos hidronutritivos, geles con ceramidas, etc. son todos productos aptos para lograr mantener la hidratación que toda piel necesita.

 Si es de día, finalizamos con la aplicación de  fotoprotector,  que tiene como objetivo no sólo minimizar los daños  que produce el sol (daños actínicos), sino también, protegernos contra  el excesivo frío, viento, calefaccción, radiaciones, etc. El
 Factor de protección será  entre 15 y 30 según nuestro tipo de piel y el grado de exposición que tengamos. Recuerden que ya estamos en época de Peeling, así que en caso de realizarse las sesiones ,  utilicen el fotoprotector de índice no menos de 30 o bloqueador.

Los mencionados, son pasos ensenciales en el cuidado de nuestra piel,  y debemos recordar  aplicar los productos en rostro, cuello y escote.

La que compartimos es una rutina básica.  A esto le podemos agregar otros pasos correctivos, tanto para realizar en casa como para practicarlos en el gabinete, de acuerdo con las necesidades específicas de cada persona.  

No pierdan más tiempo y comiencen a cuidarse hoy mismo.  Su piel  se los agradecerá.

Silvina C. Chappe
Cosmetóloga-maquilladora profesional
Matr.39504

Esteticista - Silvina Chappe